¿Te ha pasado que inesperadamente llega a casa un familiar o un compañero de escuela de tu hijo, y no sabes cómo hacer para que la comida rinda para todos?

Te compartimos unos tips para cuando se te presente una situación similar.

  1. Durante la preparación de platillos, aprovecha cocinando los alimentos completos, de esta forma, puedes utilizar ciertas partes como base para otra receta.

  2. Al inicio de la semana, cocina verduras al vapor para agregarlas a alguna sopa, como guarnición o para agregar a otros platillos y hacerlos más abundantes al momento.

  3. Para hacer rendir la carne, haz preparaciones que incorporen verduras, legumbres y cereales, como unas lentejas, por ejemplo.

  4. Prepara arroz. Es sencillo, rápido y económico de preparar y ayudará a hacer más abundante la comida.

  5. Si tus platillos llevan crema y quieres hacerla rendir, agrega una clara de huevo previamente batida o un buen chorro de leche.

  6. Ten siempre en tu alacena una bolsita de gelatina en polvo Jell-O® para preparar al momento y servirla como postre.

  7. Prepara una jarra de TANG® del sabor favorito de tu familia, hecho con pulpa de fruta y adicionado con Vitamina C, y que además, ¡rinde hasta 8 vasos!